Lipoláser

Para conseguir la silueta ideal y reducir esos centímetros demás que no bajan ni con dietas ni con gimnasio, ya no es necesario someterse a una cirugía sino que ahora puede lograrse resultados más rápidos y eficiente con el Lipoláser.

“El Lipoláser es una nueva técnica que elimina la grasa, moldea el cuerpo y reduce la celulitis, la obesidad localizada y vuelve a tonificar los tejidos después del embarazo. Está basado en la aplicación de energía láser de manera segura y sin dolor, con longitudes de onda y potencias muy precisas”

¿CÓMO FUNCIONA EL LIPOLÁSER?

Su acción consiste en estimular a la célula adiposa a que libere gran parte de su contenido celular (agua, ácidos grasos y glicerol) para que posteriormente sea drenado y metabolizado naturalmente por el cuerpo, de esta manera la célula grasa reduce considerablemente su tamaño lo que se traduce en la pérdida de centímetros para los pacientes.

El cuerpo humano es una máquina que trabaja con energía, esta energía se obtiene del proceso de convertir el combustible (alimentos) en una fuente de energía que luego es almacenada (en forma de triglicéridos en las células adiposas), para luego ser liberadas en el momento en que el cuerpo las necesite para consumo energético. El problema radica en que a veces el cuerpo almacena la energía más de lo que la necesita, dando como resultado un aumento en el tamaño físico de la persona, en este punto es donde el equipo Lipolaser No invasivo genera resultados sorprendentes, estimulando de forma acelerada y eficiente la liberación natural de estos excesos de energía almacenada.

VENTAJAS DEL LIPOLÁSER:

  • Reducción muy significativa de medidas.
  • No invasivo, sin dolor, sin inyecciones, sin corrientes eléctricas, sin calor.
  • Dirigido a áreas donde la grasa es difícil de eliminarse.
  • No rebaja partes del cuerpo donde no se quiere adelgazar.
  • Pérdida de grasa medible desde la primera sesión.
  • Trata tanto la grasa localizada como la celulitis.
  • Ayuda en el tratamiento de la obesidad ya que aumenta el metabolismo de los adipocitos.
  • Mejora la firmeza y textura de la piel (la piel responde a la fotobioestimulación, específicamente los fibroblastos)
  • La bioestimulación está basada pensando en la vida y no en la destrucción. No actúa dañando tejidos, ni membranas. Se puede aplicar sobre cualquier parte de la piel sin afectar ningún órgano.
  • No requiere de maniobras del terapeuta durante la aplicación, por lo que los tejidos no se maltratan. Usa bajas dosis de energía lumínica, por lo que jamás dañara la piel, por el contrario estimula su rejuvenecimiento.
  • Luego de 8 a 12 sesiones el cuerpo no necesitará la luz para seguir teniendo un metabolismo acelerado. Es decir que seguirá bajando medidas mientras continúa con su vida normal.
  • No pigmenta ni despigmenta. No presenta complicaciones. Tratamiento de 15 minutos Resultados desde la primera sesión. Rápido, eficaz y libre de riesgo
  • No provoca deformidades en la zona tratada. Es también muy útil para corregir irregularidades de liposucciones previas.
  • Las sesiones se deben tomar de 2 a 3 veces por semana. Se requiere de 8 a 12 sesiones.